Fernando Palacios

“El gesto perpetuo”

esulta de interés sobre todo por los retos que el artista se plantea en el uso subjetivo y libre de los elementos plásticos en una pintura del paisaje que resulta de un peculiar y acomodaticio eclecti-

cismo, tanto en tendencias, como en materia y estructura compositiva.

Un pintor que utiliza recursos del impresionismo en colaboración con gestualidades de abstracción e incorporación de materia en, a veces abundantes, “relieves de albañilería”, así se les definió, propios de los informalistas europeos en sus “matter pain- ting”. La materia grumosa es difícil y peligrosa de manejar, como un explosivo, en pintura, sobre todo si es en un paisaje sugeridor de poéticas y líricas evocaciones de la naturaleza por muy incógnita que sea. Otra cosa son los paisajes desérticos, vol- cánicos, primigenios, sin duda más necesitados de matéricas densidades telúricas.

En resumen, a mí me interesa la pintura de Fernan- do Palacios, lo que intenta, lo que consigue y lo que puede conseguir.

Rubén Suárez

Critico de arte

Visita

“El gesto perpetuo”

DIRECCIÓN

Calle San Antonio, 5
33201 – Gijón, Asturias

contacto

hola@beavillmarin.com

+34 985 34 67 08

Suscríbete

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación.    Más información
Privacidad