Mónica Subidé

“El deseo de ser ciervo”page3image309888

Y cuando das el alma al tiempo.

No vamos a hablar de pintura, hablemos de sensaciones, de cuando nos tumbamos en la cama y atendemos a nuestra respiración y nos percatamos de que permanecemos vivos, y el tiempo transcurre sin parar y el ajetreo del vivir nos permite suspender el morir.

Dialoguemos entonces de cuando ofrecemos, rogamos dar nuestra alma al ciervo, deseando su libertad, tumbados boca arriba esperando ser excarcelados. Hablemos de la libertad en lo cotidiano, en nuestras relaciones, trabajo, vida, intentemos permanecer quietos y mirar a nuestro alrededor y ver el vacío de la memoria, el momento en el que el animal salvaje nos abandonó. Aquel momento en que pasamos de la niñez a la adultez, siempre presente, siempre de luto, persiguiendo, explorando un viaje interior, recorridos y travesías familiares que nos guían un camino.

Hablemos del intervalo a través del lenguaje de los sueños, dejando un espacio a la ausencia.

No hablemos más de pintura, siempre mejor el silencio y dejar paso al sentir; que hablen los otros, aquellos que entienden y estudian aquello del arte, yo sólo me permito hablar del minuto donde olvidé estar presente.

El deseo de ser ciervo, un recorrido lento de, principalmente, piezas medianas que obligan al espectador a acercarse y tener un momento íntimo con mi trabajo, permanecer en el silencio y desear el vacío.

/ Mònica Subidé

Visita

“El deseo de ser ciervo”

DIRECCIÓN

Calle San Antonio, 5
33201 – Gijón, Asturias

contacto

hola@beavillmarin.com

+34 985 34 67 08

Suscríbete

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación.    Más información
Privacidad